En fin… la cosa ha sido asi  

 

 

Mi hijo mayor ha querido abrir una lata grande de olivas con un abrelatas que no domina muy bien, y cuando parecía que ya tenía recortada toda la parte de arriba, le digo:   Espera, deja que lo quite yo, que tú no sabes como va esto y te puedes cortar.

 

Al parecer, no estaba bien recortada y al tirar de ella, se ha enganchado, ha rebotado y no me ha rebanado el dedo pulgar por puro milagro.  

 

No voy a alargar la explicación porque en estos momentos el dolor empieza a ser bastante molesto, además de que resulta incómodo escribir con los ocho puntos que me han dado y el aparatoso vendaje.

 

Y eso es todo querid@s.  Los que echéis de menos mis comentarios, que sepáis que no es por vagancia ni porque me haya olvidado de vosotros, simplemente es que no os puedo seguir al mismo ritmo.   Los puntos me los quitarán el martes de la semana próxima, pero yo creo que en tres o cuatro días (cuando no me duela tanto), estaré en condiciones de seguir mi ritmo habitual.

 

Un beso

 

 

Anuncios