Archive for octubre, 2007


Escaleras

 

Hoy he tenido un extraño sueño.

 

Escaleras que suben y bajan entre paredes blandas. Estructuras maleables que ondean al compás de los pasos que doy; en algún momento se cruzan  y a veces ascienden en una casi interminable espiral donde espera una puerta sin pomo, sin cerradura…

 

La empujo con fuerza y se dobla fláccida con la presión de mi cuerpo envolviéndome en raros aromas de barniz y resina. No consigo abrirla…  de pronto escucho risas, gente que habla al otro lado con voces que no conozco, música…  Golpeo con insistencia en el extraño emplasto que ensordece mi llamada, pero nadie me oye… nadie me abre…

 

Vuelvo a oír risas y entre ellas distingo la de Pablo, un chico que vivía en mi barrio cuando era niña y del que, desde que murió su padre y se trasladó a Toledo, no había vuelto a acordarme.

 

Pablo tenía los ojos pequeños e increíblemente oscuros. No recuerdo bien su cara. No era guapo, tampoco feo., pero si recuerdo su buen humor.

Nos gustaba jugar en las escaleras. El primer tramo tenía siete escalones, el siguiente trece, y después había dos más de nueve.  Los podíamos bajar a oscuras y a veces los subíamos de dos en dos. 

 

En los días de lluvia, nos juntábamos con otros críos del barrio en el segundo descansillo para jugár a las prendas, o a los secretos. Juegos tontos e inocentes que nos hacían pasar el rato y en los que la risa y las ocurrencias de Pablo daban color a la plomiza y apagada luz que entraba de la calle por el ventanal.

 

No sé que significado tienen las paredes blandas, ni esas escaleras casi infinitas.  Buscaré en Internet. 

 

Entretanto, os dejo mi último descubrimiento musical.  Nine Milllion Bicycles, en la voz de Katie Mellua.  Espero que os guste.  Hasta pronto

 

Cosas que no entiendo

 

El progreso es algo que he entendido con mucha dificultad a lo largo de toda mi vida.  Si es cierto que me gusta tener una vida relajada, una salud aceptable y una economía más o menos estable, pero mis ambiciones nunca han ido mucho más allá de eso. 

 

Por eso, cuando leo noticias como que la Nasa ha dado apoyado una pequeña empresa británica de software dejando fuera a firmas como IBM o Siemens para emprender el proyecto espacial mas ambicioso del momento, me dan escalofríos.  Se trata del programa "America’s Constellation".Con él se pretende que se vuelva a pisar la Luna y poner al primer humano en Marte.

 

La compañía privada 3SL, ubicada en la ciudad industrial de Barrow-in-Furness, al noroeste de Inglaterra, con su sistema Cradle, coordinará el diseño y la manufactura de Orión, la nave que sustituirá a los veteranos transbordadores de la Nasa a partir de 2010. Este sistema de gestión se aplicará en el desarrollo de gamas de elementos que van desde los trajes espaciales a módulos habitacionales en el ‘planeta rojo’.

 

http://www.elmundo.es/mundodinero/2007/10/09/economia/1191921572.html

 

 

La verdad es que a esta ardilla, le cuesta entender ciertas cosas de los humanos.  He visto gente, que aparenta vivir muy bien porque viste lujosa ropa y gana mucho dinero, pero en cambio tiene unas goteras enormes en su casa, que es incapaz de arreglar.

 

Una ardilla, con su pequeño cerebro y sus fallos de memoria es capaz de contribuir a mantener los bosques con vida. Aportación inútil desde luego, puesto que el humano, el ser mas inteligente del planeta según él mismo, no tiene reparos en arrasarlos, aún sabiendo que sin ellos, está condenado a morir.

 

¿Por qué invertir tanto en este tipo de proyectos, en vez de velar por la salud real del planeta en el que vivimos?  Nunca podré entender la estupidez humana.

 

Llueve y los bordes de mi calle están tapizados de hojas muertas. Es un día demasiado triste. 

 

 

Os dejo If de Bread, una canción utópica y preciosa, escrita por David A. Gates en el año 1971.

 

Hasta pronto, espero