Anoche, de madrugada casi, ordenando mis archivos de música reparé en una muestra de las que vienen con el ordenador, la artista era alguien desconocida para mí. Nada tan sencillo como pinchar para escucharla y quedar atrapada en su música desde la primera nota.

Sell all my things, Red rover y I play music; son los tres temas que  he tenido el placer de escuchar  de esta chica de Seattle, en el estado Washington.  No tiene una gran voz, pero cala despacito, como pequeñitas gotas de rocío. Rosie Thomas, ese es su nombre.

Empezó su trayectoria musical a finales de los noventa y en el 2002 sacaba su primer trabajo en solitario.  Quien la oye por primera vez, tiene la sensación de reconocer su voz. No es de extrañar si tenemos en cuenta que muchos la hemos escuchado de fondo en los capítulos de Anatomía de Grey sin saber que se trataba de ella.

Bien hallada Rosie Thomas. Quiero conseguir Only With Laughter Can You Win. Es el nombre del disco al que pertenecen los tres temas que Windows ha tenido a bien regalarme con mi ordenador.

De todas… Red Rover. Compañía ideal para las largas noches de invierno.

Anuncios